sigo tus pasos
día tras día
piso donde tú pisas
y lejos, a tu espalda
soy el frío que dejas
a veces preferiría abandonarme aquí
no ser más yo
y alejarme en silencio
volar como esos pájaros que cada atardecer
atraviesan el aire y sin sentirlo
olvidan su dolor en cualquier nube

sylvia
sácame de mí
acógeme