y al final qué importa
si alguna vez amaste
o sólo te dejaste ir
el amor no consumado
da vueltas
gira sobre sí mismo
languidece


yo
y este silencio desatado
llenamos
el
mundo
te dejo
me dejo en ti
sin que lo entiendas
sin que aprecies la elegancia
la sencillez de mi gesto
cuando algún tren resople
este fastidio prolongado
y un revuelo de halcones
nos oscurezca, y yo
levante la mano
te sonría
y me diga adiós
ampliar posibilidades
sólo un pequeño tacto
sin moverme de mí
de este amor apropiado
reafírmate
o
desaparece
debemos vivir esta mentira
porque es lo único
que de verdad tenemos