un dolor como el mío
carece de orgullo

jane austen
de qué sirve un amor
que se deshace en versos
y nadas
y tristezas
riazor ya eras tú
cuando la soledad no dolía

una vez amé
pensé que me amarían
pero no fui amado
me consolé volviendo al sol
y a la lluvia
los campos no son tan verdes
para los que son amados
sentir es estar distraído

fernando pessoa
algunas palabras pronunciadas, quizás al azar por el barón, sobre la posibilidad de una alianza agradable y tranquila, me sirvieron para crearme el ideal de una compañera. pensé en el sosiego, la consideración, incluso la independencia que me ofrecería semejante destino

benjamin constant
qué felices son
los que no sueñan
imposibles

gustave flaubert