entre algas y remolinos
siempre es un buen lugar
para ahogarse
lo recogerán con esos ganchos
de hurgar en las rocas
lo sacarán del agua
desgarrándole el costado, los muslos
hablarán del orzán y sus corrientes
-hacen así, como dos huevos...
se ríen, tiene gracia, sí
pero al ver que me acerco
callan, fuman sin mirarme
es el respeto de los hombres
ahí estoy, abotargado
como un burgués de sobremesa
que aún respira y se aferra
y le da miedo soltarse

1 comentario: