te imagino en tu isla
como una venus callada
entre el azul y el nácar
extendiendo otra capa
de leche corporal
con esa tristeza distraída
que sólo es ternura
echada a perder

No hay comentarios:

Publicar un comentario