qué contrariedad
a veces la tristeza
persiste y no se va
con los poemas
hoy parece un vaciado
un envoltorio inservible
ya sabes, uno de esos días
sé que podría amarte otra vez
sólo tendría que cerrar los ojos
contener la respiración
durante unos veinte segundos
y claro, pensar en ti
escribe cualquier cosa
fírmala con cualquier nombre
con cualquier fecha
ya no estás aquí